lunes, 16 de diciembre de 2013

He pecado

Ya sé que seguir una dieta, y menos la paleodieta, no es una religión pero en ocasiones lo siento así: pecadora. Debe ser reminiscencias de mi educación católica. ¿Y cuándo ocurre? No el sábado pasado, cuando me comí una rebanada de pan con los aperitivos en la celebración del cumpleaños de mi suegro, ni tampoco en Semana Santa, cuando me comí una torrija hecha por mi madre, ni siquiera cuando compré un paquete de galletas con chocolate negro y sin gluten porque estaban de oferta (las guardo para Navidad). No me siento culpable cuando decido comer algo de fuera de la dieta precisamente porque es una decisión. Decido el qué, el cuánto y el cuándo. ¿Entonces? 


Tengo que confesar que soy adicta a las patatas fritas de bolsa. Lo soy desde hace años. Hace un par que abandoné las patatas de sabores (las de queso del Mercadona me gustaban especialmente) y desde que hago paleodieta sólo las compro fritas en aceite de oliva. Pero suavizar el efecto de las patatas en mi organismo eligiendo las menos perjudiciales no cambia el hecho de que soy adicta. ¿Y por qué lo soy? Porque no decido ni cuántas como ni cuándo me las como. Simplemente las veo en la tienda, las compro, las abro y me como la bolsa. Capacidad de decisión, cero. 

Foto tomada de la Wikipedia. Tenía patatas en casa pero me las he comido.

Dicen que la única manera de superar una adicción es eliminar por completo la sustancia de la que eres adicto, sea tabaco, alcohol o patatas fritas. Un alcohólico no puede beber sólo en Navidad ni un adicto al tabaco fumar sólo en las bodas. Supongo que en mi caso pasa igual y debería dejarlas del todo. Pero luego aparece mi mente racional y dice: Sí, el proceso cerebral es el mismo, pero las patatas fritas no son tan dañinas para tu cuerpo. No pasa nada. 

En fin, quizá lo que deba hacer es aceptarlo como una de esas cosas que siempre formará parte de mí, como quien deja los calcetines tirados por el suelo o quien nunca usa el intermitente en las rotondas.

10 comentarios:

  1. Jajaja ains, me ha hecho gracia porque algo así me pasa a mí con las tortas de arroz xD Ahora no, por lo pocha que estoy, pero antes también comía patatas fritas de bolso de las de aceite de oliva.
    No somos nada estrictos nosotros, y menos mi marido xDD mira ayer comimos fuera, y aunque comí cosas que no debería, disfruté de la comida ya que estaba comiendo mal, aproveché y me cebé. Luego a la noche tenía dolor de cabeza, pero bueno jajaja
    Mejor eso que comer todos los días :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo depende de la persona y de su estado de salud. Lo que sí está claro es que "pecar" puntualmente es mucho mejor que hacerlo cada día de manera que al final siempre te encuentras mal y no sabes cual es la causa concreta.

      Yo soy más estricta con la alimentación que Phi porque mi cuerpo responde mucho peor a cualquier trangresión así que he decidido que no me compensa comer ciertos alimentos que antes devoraba como tortas de maíz y arroz. Ahora trato de comer bien siempre porque he dejado de disfrutar de ciertos alimentos que luego me hacen sentir mal. De todos modos yo soy una celíaca un poco delicada y no todo el mundo es como yo ;-)

      Eliminar
  2. Desde hace dos años sigo la dieta sin gluten (me diagnosticaron celiaquía) y he mejorado muchísimo. Pero siento que me falta algo. Hoy, después de haberme contaminado con gluten (estoy para el arrastre) empiezo la dieta paleolítica que me ha parecido muy adecuada a mis problemas digestivos. Espero aprender mucho de vuestras experiencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bárbara. Yo hice dieta sin gluten durante 10 años y mi salud mejoró al principio pero nunca estuve bien hasta que me decidí a eliminar del todo los cereales de mi dieta. Una de las ventajas de la dieta paleolítica es que la contaminación con gluten es mucho más difícil. Sin embargo, creo que las ventajas de una dieta de este tipo van más allá de eso.

      Espero que tu salud mejore. La mejora en la mía fue notoria aunque como mi intestino estaba tan mal tuve que hacer otras modificaciones de las que pronto escribiré aquí. Si tienes alguna duda no dudes en hacérnosla llegar.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Gabriel: Te irá Bárbaro , Barbaba, jeje , ya ya es mu malo. Animo y al toro, y a la ternera y a los mariscos y a los peces y a las verduras, boniatos , yuca, coco, casquería, etc...
    Yo la sigo hace ya dos años y no me he podido alegrar mas de una decisión ( excepto la de dejar de fumar), pero las pongo a la par ni una mas ni menos. Ya nos contarás como te va. un salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido plenamente con lo que dices :-)

      Eliminar
  4. Ayyy, las patatas fritas... si es que están diseñadas para ser adictivas las joías.
    Yo entiendo que te sientas "pecadora" y entiendo que ciertos alimentos sean irrestibles...

    Supongo que es aceptar que no se puede ser 100% y que sea algo puntual para quitarse el gusanillo.

    Un abrazo y ánimo,

    ResponderEliminar
  5. hola,
    hoy he encontrado tu blog,he leido caasi todas tus entradas,sobretodo la de la paleo dieta...y esta especialmente me ha echo muchisima gracia pq llevo desde el lunes con el reto whole 30,y claro se supone que es para empezar la vida paleo a rajatabla.....pero ayer precelebre mi aniversario de casada y peque probando una cocacolazero....lacomida fue ensalada y pollo a la lancha + un tomate a a plancha pero ....... aaaayyyyy la extranñabaaaaa taaanto jajajjajajaajajaj lo que hace la adiccion jajajajajajajael caso es que me he tirado tooooda la seana siguiendo el plan a raja tabla incluso sin tomar cafe xq claro,sin edulcorante.....uuuufffff como que no.
    pero ya hoy he caido en un muy tenttador reto y eso quue durante la semana he tenido tentaciones inimaginables con mis hijos,nata, chocolate,donuts,trufas y he aguantado como una campeona pero hace tan solo 1 hora veia a mi marido y a mis hijos comerse su heladito de huevo kinder y me he dicho Cris, por uun poquinin de nada no te vas a morir,luego te machacas a abdominales y sentadillas etc,etc y punto jajajajajaja
    en fin que me has animado que seguire la paleo dieta pero no sere tan radical sere pelin mas fleible y no me torturare tanto.
    un saludo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi dieta es más estricta que la de Phi, la autora del post, pero eso no es ni bueno ni malo. En mi caso la salud me obliga a ser estricta, sin embargo, ella puede cometer algún que otro pecadillo porque su cuerpo así se lo permite. Al final serás tú misma la que decidas cual es la mejor opción para ti. Cuando llevas un tiempo sin tomar ciertos alimentos ese deseo de tomarlos disminuye y cuando los tomas notas si te sientan regular, mal o muy mal. Esto no es una religión cuyos preceptos haya que cumplir a rajatabla y no todos somos iguales. De todos modos sí que pienso que al principio es mejor tratar de ser lo más estricto posible porque es fácil empezar con un capricho aislado y acabar arruinando la dieta. Por último una recomendación: No te quedes con hambre porque en ese caso sí que es casi imposible resistirse a las dulces tentaciones. Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar